Es acá donde “NO” tiene sentido

Casa Palosanto, Nov 6 de 2015

Reflexionando hoy muy temprano en la madrugada me surgió una cruda idea de lo que yo querría mandar como mensaje a los pocos aquellos que quisieran vivir la experiencia que yo tuve, y me incliné por una manera extraña de llegar al sentimiento publicitario de los desconocidos.

Me emanó una reflexión que parte de la teoría de los contrarios y me pareció muy interesante lograr transmitir a los desconocidos la emoción por Casa Palosanto a través de: “Casa Palosanto, la casa donde “NO” tiene sentido”. Y observando las interpretaciones del vocablo “no”, me he encontrado que cada quien tiene su observación, para algunos significa un “si” al revés, para otros algo  negativo, pero para mí está lleno de sensaciones muy interesantes que surgieron de mi vivencia:

En casa Palosanto “no” podrá evitar contacto visual (los ojos son el espejo del alma).
En Casa Palosanto “no”  negará el pasado (aquellos que niegan el pasado están condenados a repetirlo).
En Casa Palosanto “no” existen líneas rectas  (la naturaleza no las creó).
En Casa Palosanto “no” evitará la puntualidad.
En Casa Palosanto “no” olvidará las tertulias.
En Casa Palosanto “no” negará a su gente.
En Casa Palosanto “no” hará nada.
En Casa Palosanto “no” perderá el tiempo.
En Casa Palosanto “no” olvidará la sonrisa.
En Casa Palosanto “no” encontrará perfección.
En Casa Palosanto “no” sentirá ni frio ni calor
En Casa Palosanto “no” saldrá sin una reflexión.
En Casa Palosanto “no”  negará un abrazo.
En Casa Palosanto “no” querrá angustias virtuales.

En Casa Palosanto “no” hay sino ganas de entender porque estamos obligados  a decir a todo “si” si cuando pronunciamos  la palabra “no” es cuando realmente queremos lo mejor para nuestros seres queridos  o sino quien explica porque los padres y las madres  expresan el “no” cuando queremos prevenir o proteger a nuestros hijos  y más cuando lo expresamos  a un amigo y es precisamente cuando le queremos ayudar, o sino porque alguien dijo “agradezco a todos aquellos que  alguna vez me dijeron “no” porque  gracias a ellos aprendí  a hacer las cosas por mí mismo”.

“a veces podemos pasarnos años sin vivir en absoluto, y de pronto  toda nuestra vida se concentra en un solo instante…” Oscar Wilde. “No” vayan a Casa Palosanto, o podrán encontrar “un solo instante”.